¿Te preocupas por tu piel? Te dejamos 4 consejos para mantenerla hidratada

Te compartimos algunos tips para cuidar tu piel y mantenerla hidratada en este verano.

Lucir una piel hermosa es un indicativo de buena salud, pero mantenerla bien hidratada no siempre resulta sencillo, ¿verdad? Sin embargo, este no tiene por qué ser un problema real si adoptas una alimentación saludable, baja en grasas, azúcares refinados y alimentos procesados.

No obstante, somos conscientes de que no siempre resulta factible. Además, cada persona tiene un tipo de piel único, y en función de sus características, la reacción a los productos cosméticos aplicados puede variar.

Por lo tanto, es crucial observar cómo reacciona tu piel al probar diferentes sistemas de cremas y productos que prometen mantenerla hidratada. De igual manera, puedes aprovechar los siguientes consejos.

Antes de seguir es importante que tomes nota y tengas aún más cuidado ahora que llegó el verano. Las altas temperaturas y la exposición directa al sol puede ser negativo si no se toman las precauciones correspondientes.

1. Toma Agua

Entre el 15% y el 20% del agua en nuestro organismo se encuentra en la piel, un porcentaje que tiende a disminuir con la edad debido a la pérdida de la capacidad para retenerla. Por esta razón, es fundamental mantener una hidratación interna si deseas preservar la flexibilidad, firmeza y elasticidad de tu piel.

Ten en cuenta que la hidratación comienza desde el interior. Si no consumimos suficiente agua, nuestra piel puede volverse seca, carente de brillo y más propensa a las arrugas. En este sentido, se aconseja ingerir al menos 8 vasos de agua al día para mantener tanto nuestro cuerpo como nuestra piel bien hidratados. Llevar una botella de agua contigo también puede ser útil para recordarte beber más agua a lo largo del día.

2. Evita las bebidas procesadas, prefiere las infusiones

Entendemos que mantener la piel hidratada puede volverse complicado cuando incorporamos refrescos a nuestra rutina. A pesar de ello, muchas personas adoptan este hábito porque les proporciona una opción con sabor dulce y, además, les brinda una sensación de energía.

Entre la variedad de infusiones que resultan altamente beneficiosas para la piel, se destacan el té verde, el té blanco, la manzanilla, la lavanda, el romero y el tomillo.

3. Evitar baños con agua caliente

Al igual que lavarse la cara con agua caliente, bañarse con agua caliente también puede eliminar los aceites naturales de la piel y causar deshidratación. Se recomienda optar por agua tibia y limitar el tiempo en el baño. Si disfrutas de baños prolongados, considera agregar aceites esenciales o sales de baño para hidratar la piel mientras te relajas.

4. Mantén una alimentación balanceada

Para promover la formación de nuevas células y mantener la piel nutrida, es esencial adoptar una dieta equilibrada y variada que incluya suficientes proteínas, vitaminas y ácidos grasos. Particularmente, las frutas son los mejores aliados que nos ofrece la naturaleza para mantener la piel hidratada. Además de ser deliciosas, suelen tener un alto contenido de agua. Procura incluir al menos dos porciones de frutas en tu dieta diaria.

Bonus track: Duerme lo suficiente

Dormir lo suficiente es clave para mantener una piel hidratada y saludable. Durante el sueño, el cuerpo se regenera y repara, lo cual también incluye la piel. Procura dormir al menos 7-8 horas cada noche para contribuir a mantener la piel bien hidratada y en buen estado de salud.

Aunque no lo creas, el sueño reparador desempeña un papel fundamental en la recuperación de la función del sistema inmunológico y también puede influir en la producción de colágeno, el principal componente de nuestra piel.

Scroll to Top