Huevos benedictinos en churrascas


Empieza el mes de los gatos y qué mejor que hacerlo con una receta de nuestro Cuchito, el chef , Luis “Cucho” Cubillos, nos trajo esta deliciosa preparación ideal para tomar once.

Ingredientes:

  • 4 tazas de harina sin polvo
  • 150 gramos de manteca
  • 1 dita de levadura o polvos de hornerar
  • Agua tibia
  • 2 cditas de aceite
  • 200 gr de salmón
  • 6 láminas de tocino
  • 2 a 3 paltas grandes
  • 3 yemas de huevo
  • 250 gr de mantequilla
  • 4 huevos enteros
  • ½ limon
  • Ciboulette
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación:

  • En un bol mezclar la harina, polvos de hornear, bicarbonato y sal, revolver bien con un tenedor.
  • En un tazón o jarro mezclar el agua tibia con el aceite.
  • Verter la mezcla de aceite y agua sobre la harina e incorporar revolviendo con una cuchara de palo.
  • Formar una masa blanda y amasar por 10 minutos a mano o 5 minutos con amasadora.
  • Cortar la masa en 6 porciones iguales, formar pancitos y luego usando el uslero extender las churrascas, las mías quedaron de 13-15 cm de diámetro y 1/2 cm de espesor.
  • Cocinar en un sartén caliente a fuego medio-bajo por 5 minutos, voltear y cocinar por el otro lado 5 minutos más.
  • Servir tibios.

Huevos benedictinos:

  • Derrite la mantequilla. Calienta la mantequilla en una olla ancha hasta que solo queden un par de trozos pequeños. Retírala del fuego de forma que se enfríe mientras pasas al siguiente paso.
  • Instala una cacerola para baño María. Si no tienes una, simplemente llena una olla a alrededor de un tercio con agua y caliéntala hasta que veas un par de torrentes delgados de burbujas. Coloca un material que sea seguro para el fuego o un tazón de vidrio ajustadamente sobre la olla sin que toque el agua. Este calor indirecto reduce el riesgo de que la salsa se queme y se separe.
  • Bate las yemas y el jugo de limón. Agrega cuatro yemas y 1 cucharada de jugo de limón a la cacerola para baño María. Bate constante y vigorosamente hasta que la mezcla se vuelva espumosa y tenga un color más claro y el batidor deje una estela en la mezcla.
  • Un chef experimentado puede lograr esto en uno o dos minutos, pero de 5 a 10 minutos es común para un primer intento.
  • Presta atención a las señales de separación. Si la mezcla de huevos se calienta demasiado, se cortará o se separará en sólidos y líquidos. Si empieza a sentirse demasiado caliente o echa mucho humo, levanta el tazón con una agarradera de cocina o una toalla. Bate vigorosamente durante 30 segundos para enfriar los huevos y luego regrésalos al fuego.
  • Agrega la mantequilla gradualmente. Vierte la mantequilla en un flujo constante y pequeño, batiendo constante y vigorosamente. La salsa debe espesarse fácilmente al principio y luego volverse más difícil de mezclar. Vierte más lentamente a medida que esto sucede, ya que demasiada mantequilla puede ocasionar que la salsa se corte. Este paso puede tomar de 2 a 5 minutos.
  • Ajusta las especias y líquidos. Incorpora sal y pimienta de Cayena al gusto. También puedes incorporar un poco más de jugo de limón si quieres un sabor más agrio. Si la salsa está más gruesa de lo que preferirías, incorpora un poco de agua caliente.
  • Mantenla en un lugar cálido. Cubre el tazón y colócalo en un lugar cálido hasta que termines los demás pasos. Las temperaturas frías podrían separar la salsa.
  • Fríe el tocino de lomo. Calienta el tocino en una sartén a fuego medio alto. Cocina durante unos minutos hasta que empiece a dorarse, dándole la vuelta ocasionalmente. Una vez que esté listo, déjalo en la sartén para mantenerlo caliente.
  • Hierve el agua a fuego lento. Llena de agua una sartén ancha antiadherente o una olla poco profunda. Caliéntala hasta que haya un par de torrentes delgados de burbujas o hasta que la temperatura en un termómetro sea de 71 a 82 °C (160 a 180 °F)
  • Agrega los huevos. Rompe un huevo en un pequeño tazón teniendo cuidado de no romper la yema. Sumerge el borde del tazón suavemente en el agua, dejando que un poco de agua fluya hacia el tazón. Inclina el tazón para que el huevo se deslice hacia el agua. Repite el procedimiento con los huevos restantes.
  • Escalfa los huevos. Cocina durante 3 minutos y medio hasta que la clara del huevo esté cocida pero la yema se mantenga suave. Retira los huevos con una espumadera, dejando que se escurran.

(9)

Huevos benedictinos en churrascas

0 Comments