¡Vacaciones con la suegra!


Esperamos todo el año las tan ansiadas vacaciones, es más nos preparamos para ese momento mágico que viviremos en familia, donde nos olvidaremos de todo, dejaremos las preocupaciones de lado y daremos paso al goce máximo, sin estrés y dando rienda suelta al amor.

Sin embargo, hay veces que no todo sale como queremos y nuestra pareja nos informa que no iremos solos al destino soñado, se nos suma una tercera acompañante de aventuras y fíjense que no es nada más ni nada menos, que la suegra.

Te cae como balde de agua fría, porque lo que tenían planeado no saldrá como esperaban, pero no todo puede ser negativo, es momento de buscar el lado positivo de la situación, si las cartas ya están tiradas, no puedes dar pie atrás y por una pataleta no ir.

Es muy distinto cuando tu pareja te expresa sus intenciones y te da la opción a ti de decidir si acepta o no que vaya con su mamá, a cuando llegan con la mejor sonrisa y te informan que tienen todo listo, es más hasta la suegra ya está al tanto de la invitación, y supo antes que tú.

Más allá de la rabia que tengas, es bueno conversar la situación antes de reclamar y entrar en una discusión que no terminará en nada. Es importante que le expreses lo que te molestó a tu pareja y que te explique porqué tomó una decisión sin haberla conversado antes contigo.

Si te llevas pésimo con tu suegra, será como vacaciones obligadas y tratando de llevar las cosas lo más ameno posible, por más difícil que sea no se van a estar diciendo pesadeces durante toda la estadía. En situaciones como estás es muy importante que los dos integrantes de la pareja pongan de su parte y eviten un quiebre amoroso por terceros.

Y tú ¿irías de vacaciones con tu suegra?

(124)

¡Vacaciones con la suegra!

0 Comments