¿Nos gusta rogar?


“Rogar ¿yo? Imposible”, bueno deje de mentir porque por más que intente demostrar ante el mundo que la lleva y que es su pareja quien la busca cuando tienen discusiones, no siempre es así. En algún momento todos hemos caído en rogar por algo y no me refiero a rezar para que algo se cumpla, sino para que su pareja por ejemplo, no se vaya.

Si somos muy evidentes, pero ¿qué nos hace rogar” en algunos casos esto podría llegar  a ser incluso patético, porque si te dijeron que no en varias oportunidad ¿para qué seguir insistiendo? Es una medida desesperada, cuando ves que todo está perdido y buscas la forma de que todo siga como si nada.

Cuando estas enamorada haces cosas de las que luego te puedes arrepentir, y no nos referimos a infidelidades, sino a que dejas tu amor propio por otros y olvidas que no necesitas rogar amor, aunque te sacas la venda de los ojos demasiado tarde, cuando ya estás tirando el brazo del otro para que no te deje.

Hemos visto en varias ocasiones, a personas que ante la inminente posibilidad de terminar una relación ocupas los mejores recursos que tienes, para evitar a como dé lugar que esto ocurra.

Te has preguntado alguna vez ¿por qué hice eso? Claro, así como todos nos cuestionamos en su momento la forma de enfrentar ciertas situaciones que ponen en riesgo la salud mental y el bienestar emocional de la persona. Ojo, que hay quienes se aprovechan de esta situación y cómo saben que les rogarán que no se vayan, hacen lo que se les venga en gana.

¿Será que tu mayor miedo es la soledad? Por ahí va la cosa, y sientes la necesidad de compartir tu vida junto a otro, evitando en muchos casos confrontaciones y cediendo en cada cosa, para no llegar a la discusión y ver en peligro la relación.

No hay nada más importante, que vivir el amor en libertad. Si vives todo el día llamando y enviando mensajes a tu pareja, lo terminarás aburriendo y si tu relación se estaba muriendo, es mejor que te dejes de engañar, no por querer seguir con tu pareja, lo vas a obligar a continuar con algo que no quiere.

Y tú ¿por qué le ruegas amor?

(61)

¿Nos gusta rogar?

0 Comments