Opciones sustentables para que la moda no sea un impedimento de cuidar el planeta


La moda por mucho que nos guste, es una de las industrias más contaminantes, de hecho, es la segunda más “tóxica” después de las fábricas de petróleo. Por ello, comprar compulsivamente ropa es algo bastante dañino para el planeta.

Todo lo que implica, hacer la ropa: teñido, confección y planchado, además del transporte que requiere llevarlos desde lugares lejanos desde donde se fabricaron, hasta la tienda de tu ciudad, todo eso implica grandes gasto de energía eléctrica y combustible. Sin olvidar, que al menos un 5% de las sustancias químicas que se utilizan al fabricar ropa, son dañinas para el medio ambiente.

¿Qué podemos hacer?

Para ayudar a nuestro planeta, debemos tomar ciertas medidas, las que deben verse traducidas a un cambio de estilo de vida:

Reutilizar

Por ejemplo, aquellos pantalones que se rompieron, puedes ver cómo convertirlos en polera, el vestido que no parabas de usar el verano anterior, puedes convertirlo en una falda y así. Además puedes reciclar tu ropa en los puntos limpios habilitados en tu ciudad, sólo debes preguntar.

Intercambiar

Otra opción para reducir tu compra de ropas es juntarte con tus amigas y familia a intercambiar ropa, así cuando una polera te aburra o ya no te quede buena, puedes cambiarla por alguna que ya no sea del gusto de tu prima, tía o hermana.

Compra prendas de fabricación nacional

Idealmente compra en tiendas que sepan que tienen sus fábricas dentro del país, de este modo estarás cooperando a la reducción de combustibles en el medioambiente.

Revisa la etiqueta

Siempre fíjate de qué están hechas tus prendas. Por ejemplo materias primas como el algodón, nailon y poliéster reciclado como cáñamo  o lino, causan menor impacto en el suelo, sobre todo estos último que vienen de la agricultura ecológica.

(8)

Opciones sustentables para que la moda no sea un impedimento de cuidar el planeta

0 Comments