5 Ejercicios de Pilates que te darán unas pompis de acero


Modelar tu cuerpo puede ser una de las tareas más arduas, pues al no llevar las rutinas o hacer los ejercicios correctos, puedes llegar a frustrarte al no ver resultados por muchos meses que lleves haciéndolos. Existen mil y un formas para tener un pompis tonificado, pero con estas tienes un 100% de seguridad que con perseverancia, en un par de semanas comenzarás a ver los resultados.

Para ello necesitarás un mat de yoga y una pelota de pilates.

Ejercicio 1

Recuéstate sobre el mat mirando hacia arriba y con las pantorrillas posadas sobre la pelota, deja ambos brazos a tus costados, apoyando las palmas en el suelo para darle estabilidad a tu espalda. Comienza a traer y devolver la pelota con tus piernas, levantando tu coxis, siempre mirando hacia el techo con la espalda recta. Haz 4 series de 12 repeticiones.

Ejercicio 2

De pie y con las manos en tu cadera, posa el empeine de uno de tus pies sobre la pelota. Recuerda mantenerte derecha siempre y comienza a descender hasta que toques con la canilla la pelota. Haz 4 series de 12 repeticiones, en cada pierna.

Ejercicio 3

Posiciona la pelota en tu espalda baja y apóyala contra una pared, tus piernas deben estar separadas a la altura de tus hombros y apoyar principalmente los talones, comienza a hacer sentadillas sin ejercer tanta presión en tus rodillas, sólo hasta donde logres bajar. La pelota servirá de guía, ayudando a que el movimiento sea más profundo y preciso. Haz 4 series de 12 repeticiones.

Ejercicio 4

Puede que en este ejercicio vivas el minuto más largo de tu vida. Para hacer el ejercicio debes recordar siempre que tu espalda debe estar recta, todo el tiempo. Apoya tus palmas en el suelo separadas a la altura de los hombros, luego sube ambos empeines a la pelota, tensando tu cuerpo en línea recta. Permanece ahí durante 1 minuto.

Ejercicio 5

Mantén la misma posición del ejercicio anterior, pero ahora comienza a elevar tus caderas, llevando la pelota unos centímetros hacia adelante y luego de vuelta. El movimiento debe ser constante. Al igual que en los otros ejercicios, haz 4 series de 12 repeticiones.

Recuerda siempre mantener tu espalda recta en cada ejercicio, o puedes provocarte alguna lesión.

(29)

5 Ejercicios de Pilates que te darán unas pompis de acero

0 Comments