Lo dice la ciencia: madrugar disminuye problemas metabólicos


Actualmente el ritmo de vida acelerado de la mayoría de las personas no permite el correcto descanso. Interminables jornadas de trabajo formal, trabajo no remunerado en el hogar y momentos de “relajo” en el celular o la televisión acortan cada vez más las horas de sueño.

¿Cuántas veces has dicho ‘el fin de semana recupero el sueño perdido? O cuántas más sin decirlo despiertas a eso del mediodía cuando tienes tiempo libre.

Todo eso, que se puede conocer como jetlag social o por su nombre científico Frase Retrasada del Sueño, afecta a aquellos que se duermen y se despiertan tarde.

Pablo Guzmán, neurólogo especialista en sueño de Clínica Somno explica:

“Es un desorden del ciclo circadiano que se da por falta a la exposición de luz solar en las mañanas. Es muy habitual en jóvenes que se quedan despiertos hasta tarde mirando el celular, en la consola o viendo series y películas, y que los fines de semana se despiertan aún más tarde que en la semana. Muchas veces se confunde con insomnio, por lo que a veces es mal manejado con inductores de sueño o ansiolíticos”

Además, estudios realizados en el Instituto de Psicología Médica de la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich (Alemania) demostraron que las personas noctámbulas (quienes se duermen tarde y se levantan tarde) aumentan el riesgo de problemas de salud, quedando más expuestos a padecer enfermedades al corazón, problemas metabólicos y de tipo cardiovasculares.

Y además, la idea de recuperar el sueño perdido en realidad no beneficia en nada a tu cuerpo, pues ese sueño no se recupera y así sólo logras desajustar tu organismo para el resto de la semana.

Y aunque la recomendación es no despertarse tarde, no es bueno poner la alarma muy temprano el fin de semana. La solución sería buscar cortinas que dejen pasar la luz para que tu cuerpo despierte de forma natural.

 

(33)

Lo dice la ciencia: madrugar disminuye problemas metabólicos

0 Comments