Alimentos que empeoran la ansiedad y la depresión


Muchas veces se ha escuchado la frase “eres lo que comes” y que la alimentación es la clave de una vida saludable, y es completamente correcto. Más allá de los kilos y más allá de una “figura envidiable”, algunos alimentos te dan energía y otros hacen completamente lo contrario: aumentan la ansiedad y la depresión.

Y no, no significa que esos alimentos mágicamente te harán enfermar, pero, si los consumes regularmente pueden acentuar síntomas que ya estaban ahí:

  • Alcohol: Con moderación no influye en tu salud mental o física, pero si abusas de su consumo (en grandes cantidades o continuo en el tiempo) puede afectar los químicos del cerebro, lo que puede ocasionar sensación de tristeza o malestar (resaca). Además el consumo de alcohol interrumpe los ciclos del sueño y ya sabemos lo que pasa cuando se duerme poco.

 

Margarina: Su alto contenido en grasas trans no sólo sube el nivel de colesterol, sino que aumenta el riesgo de desarrollar depresión. Aunque hay que recordar que estas grasas no son exclusivas de la margarina, sino que están presentes en la mayor parte de la comida chatarra.

 

  • Bebidas: Contienen demasiada azúcar, e incluso, las versiones cero contienen endulzantes artificiales que significan otros riesgos para la salud, pero en el caso de las azucaradas, además del riesgo de diabetes, el azúcar, el gas, su alto contenido en carbohidratos refinados y su poco contenido en grasas potencia una respuesta inflamatoria del hipotálamo, que es el responsable de regular los procesos químicos del organismo.

 

  • Cafeína: Al igual que el alcohol interfiere con ciclos del sueño si se consume en exceso y sobre todo en las tardes.

 

  • Panificados: Sí, algunos son muy ricos y eso te suele hacer feliz, pero los carbohidratos refinados de lo que estos están hechos tienen un alto índice glicémico, que significa que por el momento te generan una sensación de saciedad, pero en unas horas se produce una gran baja de azúcar y esto te hace comer aún más.

 

En definitiva, no se trata de satanizar ciertos alimentos, sino que debes saber sus efectos para poder consumirlos de forma informada, y con moderación, pues todo en exceso es malo.

(37)

Alimentos que empeoran la ansiedad y la depresión

0 Comments