Nunca le niegues un abrazo a tu bebé, estas son las razones


Cuántas veces hemos escuchado “déjalo que llore o aprenderá a manipularte”, “no lo acostumbres a los brazos o no se despegará jamás de ti”, “no podrás hacer nada con el niño así” y como es obvio, a nadie le enseñan a ser padre, varios cometen este error, porque sí, el no consolar a tus hijos a temprana edad, puede llegar a ser sumamente perjudicial.

El pecho de una madre, es el lugar más reconfortante para tu bebé, pues estuvo 9 meses dentro de tu vientre, escuchando el latido de tu corazón, es algo así como su hogar, lo que más conoce. Es sabido también de la técnica piel a piel que practican muchos padres, para ayudar a los niños prematuros a desarrollarse de mejor manera.

Al ser apenas bebés, los niños aún no tienen la confianza suficiente para explorar el mundo por sí mismos y te necesitarán en cada paso, por lo menos hasta que aprendan a gatear o pararse, donde se desenvolverán mucho mejor sólo y es más, querrán ser más independientes. No existe tal cosa de “adicción a los mimos” al contrario, al romper o nunca fortifica este vínculo, puede traer consecuencias incluso para la adolescencia de tu hijo.

La pediatra brasileña Paula Arruda, explica por qué no debes negarle los abrazos a tu bebé: “Hasta tú necesitas cariño de vez en cuando. Imagina cuánto lo necesita tu pequeño bebé, que acaba de llegar a este mundo de Dios, que no está entendiendo nada de lo que está pasando.”

El parto es uno de los momentos más traumáticos para ellos, pues los sacas de su hábitat para insertarlo en otro, completamente diferente y lleno de cambios, teniéndose que adaptar a un montón de cosas. Por ello, lo que más necesita tu hijo al nacer es amor.

Por otro lado, el dejar que los niños lloren hasta cansarse y sin consolarlos, sólo les da a entender que sus frustraciones no son válidas y jamás aprenderá a manejarlas de buena manera, siendo sumamente perjudicial en una etapa tan complicada como la adolescencia, donde son más conscientes de sus faltas y frustraciones, no sabiendo cómo reaccionar frente a ellas de manera saludable.

(24)

Nunca le niegues un abrazo a tu bebé, estas son las razones

0 Comments