Criar niños sobreprotegidos tiene más riesgos que ventajas


Proteger a tus hijos, o sobrinos, primos pequeños, es casi un instinto natural, de saber que nada les pase, ni someterlos a peligros. Pero todo tiene sus límites, los niños también deben crecer por sí mismos y aprender a enfrentarse solos a ciertas situaciones. Por ende la protección está en apoyarlos para que creen sus propios métodos de defensa sanos, no con conductas aprendidas por repetición que pueden llegar a ser sumamente dañinas.

Los cuidados y atenciones excesivas pueden generar efectos negativos en el desarrollo de la personalidad de los pequeños, creciendo como niños inseguros, mimados e incluso con problemas de sociabilización.

Hay que ser cuidadosos con la sobreprotección, pues trae más desventajas que ventajas, las más comunes son:

  • Niños con autoestima baja, ellos asumen que no podrán realizar nada sin la supervisión y aprobación de un adulto.
  • Temor y desconfianza, niños sin iniciativa, que tengan que esperar que un adulto haga las cosas por ellos o les dé una orden para poder realizar cualquier cosa que deseen.
  • Timidez, no serán capaces de relacionarse de manera efectiva con pares u otras personas, afectando a sí el desarrollo de sus habilidades sociales.
  • Aislamiento, producto del poco desarrollo de sus habilidades sociales, se restarán de actividades familiares o de juegos en el colegio, siendo algo fundamental para el desarrollo de la personalidad.

(18)

Criar niños sobreprotegidos tiene más riesgos que ventajas

0 Comments