8 curiosidades ante el inminente nacimiento del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry


Es conocido que todo alrededor de la familia real de Reino Unido es parte de protocolos ancestrales, desde el esmalte de uñas que se les permite usar a las mujeres reales, hasta el atuendo con el que deben ir los príncipes a ciertos eventos.

Por eso no es extraño que el nacimiento de un hijo también deba apegarse a ciertos protocolos dentro de la realeza y aunque Meghan y Harry se han caracterizado por hacer caso omiso en más de una oportunidad a estos mandatos, hay algunos de los que no podrán zafar.

1. El bebé será recibido sólo por los ginecólogos reales

Nada de nacimientos en casa, en piscina o algo natural en medio de un patio rodeado por tus familiares. Alan Farthing y Guy Thorpe-Beeston, son los únicos autorizados para recibir al pequeño, ellos también recibieron a los hijos de William y Kate, George, Charlotte y Louis.

2. Los padres no tienen la custodia de sus propios hijos

Por muy descabellado que suene, la custodia legal completa de cualquier niño real nacido le pertenece al actual gobernante, o sea, a la Reina Isabel II, dicha ley data desde 1717 y fue establecida por el Rey George.

3. El nacimiento de todo bebé real se confirma a través de un anuncio real

Este debe ser impreso y publicado a las afueras del Palacio de Buckingham, ni redes sociales, ni comunicados de prensa. En este anuncio se incluye información como el sexo del bebé, hora en que nació y estado de salud de él y su madre.

4. Cómo debe ser la primera aparición en público

Esta debe ser sólo con mantas blancas G.H Hurt & Sons, esta es una tradición que se remonta a 1948, con el nacimiento del Príncipe Carlos.

5. El nombre del bebé real

Según el protocolo real, el nombre del nuevo integrante real no será anunciado hasta varios días después del nacimiento, de hecho, cuando nacieron George y Charlotte, no se supo cómo llamarlos hasta 2 días después de su nacimiento y en el caso de Louis, pasaron 3 días.

6. Sobre el bautizo

El ropón que deberá usar, tiene que ser una réplica exacta del que usó Victoria Adelaide Mary Louisa, hija de la Reina Victoria en 1841. El primer ropón fue hecho de seda blanca con una capa de encaje, hecho a mano y fue utilizado por 62 bebés reales.

7. Lanzamiento de disparos

Siempre que nace un bebé real, se procede a lanzar 41 disparos, por parte de la tropa de artillería real, a modo de honores al recién nacido.

8. Sin títulos

Los bebés reales no reciben inmediatamente sus títulos, ni siquiera de príncipes o princesas, mientras la Reina continúe en el trono, de momento los niños deberán ser llamados Lord/Lady (nombre) Montbatten-Windsor

(89)

8 curiosidades ante el inminente nacimiento del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry

0 Comments