Cómo convertir tu maquillaje de día a noche en poco pasos


Durante el día saliste con un maquillaje precioso de tu casa, directo al trabajo, pero a la salida a tus compañeros se les ocurrió ir a un bar a un happy hour o, es viernes y después del trabajo te pasarás directo a la disco para relajarte y bailar un rato con tu pareja.

Tu maquillaje no te acompaña y te sientes muy formal, es casi imposible llevar todo tu neceser para poder remediar esto y además es una pérdida de tiempo innecesaria, tener que desmaquillarte, volver a aplicar todo, una lata. Pero con tres simples productos puedes convertir en cuestión de minutos tu maquillaje de día a maquillaje de after office.

Necesitarás: delineador, lápiz negro y un labial de un color fuerte. La clave está en intensificar la mirada y resaltar los labios. Primero con el lápiz negro haz una línea al ras de la raíz de tus pestañas y con pequeños toques con tu dedo anular esparce por tu parpado móvil el producto, sobre eso dibuja una fina línea con el delineador marcando el cat eye para darle ese misterio nocturno que necesitas. Para finalizar pinta tus labios con algún color rojo fuerte o fucsia.

No te preocupes por la intensidad del maquillaje, por ser de noche y haber menos luz, la idea es hacer un maquillaje más fuerte, para que se note y resalte. Por último, si el delineador líquido o en gel no es tu fuerte y el pulso no te acompaña, puedes saltarte este paso y sólo quedarte con un smokey eye.

(49)

Cómo convertir tu maquillaje de día a noche en poco pasos

0 Comments