No le des agua de hierbas a tu hijo antes del año


A quién no le dieron una agüita de hierbas cuando guagua, el apio para los cólicos, el orégano para los gases y así infinitas opciones. Estos consejos han sido traspasados de generación en generación, pues claro, quién se atrevería a desconfiar de los secretos de la abuelita, si así crecieron nuestros padres, hermanos y hasta nosotros mismos. Pero cuidado, no porque sea natural significa que es inofensivo.

Los bebés, sobre todo los lactantes, aún no desarrollan su aparato digestivo por completo, por algo recién a los 6 meses se permite comenzar a complementar la leche con papillas y fruta molida. Por lo mismo, los doctores hoy recomiendan no darles ningún tipo de infusión a los niños hasta el año de vida.

 La razón más importante se debe a las esporas de botulismo, que podrían encontrarse en las hojas, aun estando cuidadosamente lavadas. Estas esporas, podrían implicar graves y hasta mortales resultados si el bebé desarrolla la enfermedad.

Del 2004 en adelante hay datos de bebés que han presentado esta enfermedad, producto de agüitas de hierba. Los síntomas pueden ser: dificultad para amamantar, debilidad muscular, ausencia de deposiciones, tos disfónica, entre otros. El consumo de estas esporas genera que la bacteria se asiente en el intestino y se desarrolle, liberando así sus tóxinas.

Es importante que se tenga consciencia sobre este riesgo, pues aunque tus hijos mayores no hayan presentado esta enfermedad, no significa que el riesgo sea menor.

(110)

No le des agua de hierbas a tu hijo antes del año

0 Comments