Lo dice la ciencia: Los bebés distinguen a los líderes de los abusadores


Los bebés han sido estudiados por mucho tiempo sobre todo porque al no comunicarse de forma verbal es más difícil entender qué quieren decir, lo vemos retratado en muchas caricaturas de madres primerizas que no saben qué hacer para calmar el llanto de su bebé, porque en realidad no saben si están incómodos, les duele algo o sólo tienen el pañal sucio. Ahora, en vez de tratar de saber qué significa cada llanto, investigadores estudiaron a bebés para saber si logran diferenciar algunas características de las personas, como su capacidad de liderazgo.

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) liderado por Renne Baillargeon concluyó que sí, los bebés pueden diferenciar a un líder de un abusador.

Para ello, la investigadora partió del conocimiento de “violación de expectativas” que señala que los bebés prestan atención durante más tiempo a las cosas que los sorprenden. Baillargeon desarrolló una serie de animaciones de un grupo interactuando con un “líder”, con un abusador (bully) y una persona simpática pero sin poder evidente.

En el experimento, bebés de 21 meses vieron como un personaje caracterizado como líder o como abusador ordenaba al grupo acostarse, y ellos obedecieron. Dicho personaje abandonó la escena y el grupo siguió obedeciendo o desobedeciendo.

Los bebés, según esta investigación, detectaron violación de expectativa cuando los protagonistas desobedecieron al líder, pero no al abusador. 

Se realizó un segundo experimento donde eliminaron las diferencias en la apariencia del líder y el abusador (los retrataron igual) y los resultados se repitieron: los bebés seguían esperando que el grupo obedeciera al líder aunque este no estuviera en la escena.

En un tercer experimento, se intentó comprobar si los bebés respondían a la simpatía de los personajes, más que a su condición de líder o abusador, y se dieron cuenta que los niños esperaban que el grupo desobedeciera a los protagonistas porque el personaje no tenía poder sobre ellos.

Así que sí, cuando estás criando un bebé, es mejor mostrar liderazgo que mal carácter a la hora de “retarlo” por portarse mal, lo mismo con la simpatía. Y siempre, siempre, confía en sus instintos si no quieren estar con alguien 😉

(27)

Lo dice la ciencia: Los bebés distinguen a los líderes de los abusadores

0 Comments